Pequeño decalogo

  • El talento es algo bastante corriente. No escasea la inteligencia sino la constancia.
    Anónimo
  • Qué peligroso cuando los diseñadores usan una lengua que la gente no puede entender
    Paula Scher
  • Cuando estoy trabajando en un problema, nunca pienso sobre su belleza. Sólo pienso en cómo resolver el problema. Pero cuando lo termino, si la solución no es bella, sé que está equivocada
    Richard Buckminister Fuller
  • El diseño es el pensamiento hecho visual
    Saul Bass
  • El diseñador gráfico trabaja en la interpretación, el ordenamiento y la presentación visual de mensajes. Su sensibilidad para la forma debe ser paralela a su sensibilidad para el contenido
    Jorge Frascara
  • Piensa más, diseña menos
    Ellen Lupton
  • Menos es más
    Mies Van Der Rohe
  • La sencillez es la más alta forma de sofisticación
    Leonardo Da Vinci
  • El primer problema en cualquier situación del diseño es descubrir cuál es el problema realmente
    Anónimo

Nuestro mayor orgullo es continuar una tradición que se remonta ya más de 75 años en el noble oficio de las ARTES GRAFICAS, desde aquel lejano 1935 en el que José Grau Llorens entra a formar parte de la sociedad junto con Vicente Úbeda e Ismael Martí en la sociedad de la Imprenta Marbau, esta sociedad estuvo vigente hasta el final de la guerra.

Concretamente hasta el 2 de noviembre de 1943, día en el que José Grau se separa de la sociedad por desavenencias con la gestión de la sociedad. Un mes después prácticamente por la misma cantidad que recibe por la separación, adquiere La Imprenta Editorial, pasándose a llamar esta GRAFICAS GRAU y manteniéndose en la actual calle La Reina durante unos pocos años para pasar definitivamente a instalarse en las Casas Baratas. De esta época existe una máquina Minerva manual de de tipo libre que actualmente se encuentra expuesta en el Hotel Mont-Sant de Xàtiva.

Durante todos estos año la empresa se dédico al trabajo comercial y de todo tipo de Artes Gráficas, además de abrir una papelería en la Plaça de La Bassa. La empresa va creciendo con la incorporación de varios operarios y de su hijo, José Luis Grau Iborra, además de incorporar maquinaria más moderna.

En los años 70 coge el testigo de la empresa su hijo José Luis, que comparte la actividad en la papelería con la del taller de imprenta. Poco a poco la tipografía de plomo va desapareciendo dejando paso a las nuevas tecnologías primero con una I.B.M. de doble folio para pasar poco después a la impresión OFFSET y adentrarnos en el mundo de la impresión digital, lo que nos hace crecer hasta el punto de tener que adquirir un nuevo espacio en el Polígono Industrial.

Esto nos hace especializarnos en toda clase de impresión, con los mejores materiales y sobretodo un trato especial para cada uno de nuestros clientes, porque es lo que hemos aprendido después de tres generaciones, ya que más que una profesión lo nuestro sigue siendo un arte … LAS ARTES GRAFICAS.